Juan Esteban nació en Arauca. Vive con su compañera de vida y su madre, con quienes ha empezado su proyecto de emprendimiento. Él, fue uno de los emprendedores que participó en los módulos de educación financiera de Emprendex y este es su testimonio:

“Soy constructor y con la pandemia todo se cerró, se nos agotó el recurso tuvimos que buscar que hacer, hace muchos años mi papá hacía la gelatina de pata. Luego con la pandemia volvemos a renacer con este emprendimiento…Empezamos a cocinar con 12 patas , en este momento estamos cocinando 300, 350 y 400 patas mensuales” cuenta Juan Esteban.

Buscando ampliar su portafolio para poder atender diferentes poblaciones, actualmente comercializa cuatro productos:

      • Aceite de pata para crecimiento cabello, reafirmar glúteos y senos.
      • Gelatina negra.
      • Gelatina cero dulce: pensando en la salud de los consumidores.
      • Gelatina tradicional; más conocida como la cajita feliz.

Gracias al Proyecto Emprendex, tuvo la oportunidad de participar en módulos de educación financiera: «para mi todos fueron excelentes, en mi emprendimiento como en mi vida personal; todo fue un conjunto para dejarme una gran enseñanza tanto para mi como para enseñarle a los míos”

Esta es su historia:

X