¿Por qué es importante medirse? 

Tenemos un problema crónico en el sistema. El modelo tradicional de relación entre las personas, los negocios con el ambiente y el planeta, se ha demostrado ineficiente y amenazante. Necesitamos encontrar nuevas formas de resolver las cuestiones de nuestra sociedad.

Que las empresas, como segunda organización humana más grande después de la familia, empiecen a medir sus impactos sociales y ambientales, resulta fundamental para contribuir significativamente en la construcción de un nuevo sistema.

¡Somos responsables de nuestro impacto y debemos hacernos cargo!

Desde Sistema B trabajamos para crear un sistema económico inclusivo, equitativo y regenerativo para todas las personas y para el planeta. Por eso buscamos incidir en la fuerza que tiene el mercado para dar solución a problemas sociales y ambientales, desde nuestra línea de Programas. Con ella, promovemos que organizaciones de distintos tamaños, sectores e industrias empiecen y/o continúen midiendo y gestionando sus impactos sociales y ambientales.

¡Tenemos soluciones de medición de Triple Impacto para ti!

Conoce nuestra línea de programas:

Genera un diagnóstico de la sostenibilidad de una empresa con base en los más altos estándares internacionales, a través de la Evaluación de Impacto B (EIB) y el SDG Action Manager. Así mismo, permite identificar fortalezas, oportunidades de mejora de su triple impacto y la forma en la que contribuye a la Agenda 2030 (Objetivos de desarrollo Sostenible, ODS).

Acompaña a una organización a diagnosticar los impactos sociales y ambientales de una red de empresas y/o grupo de su interés (de cada empresa en particular, así como a nivel agregado), con base en los más altos estándares internacionales, a través de la Evaluación de Impacto B (EIB). La red/ el grupo podrá, entonces, identificar las fortalezas, las principales brechas y las oportunidades que tienen para potenciar el impacto positivo.

Permite medir y gestionar la sostenibilidad de la cadena de valor de una empresa, clientes estratégicos o portafolio de inversiones (de cada empresa en particular, así como a nivel agregado) con base en los más altos estándares internacionales, a través de la Evaluación de Impacto B (EIB), con el objetivo de reducir sus riesgos y ampliar el impacto social, ambiental y económico hacia un negocio de crecimiento sostenible de largo plazo, en conjunto con su cadena de valor.

Si quieres más información o tienes alguna pregunta, escríbenos a:

X