“Se trata de un nuevo paradigma: las empresas pueden tener buena rentabilidad y al mismo tiempo hacer cosas buenas por el planeta y las personas. Ya no es necesario escoger entre uno u otro.”

(Maria Emilia Correa, 2019) 

 Sistema B y las Empresas B en América Latina

La tarea apenas comienza… Sin embargo, el Movimiento B penetra cada vez más rincones de nuestro país, dando vida a una nueva genética empresarial que trae consigo un profundo sentido de transformación sistémica y construcción de tejido social.

Grandes actores del mercado colombiano se han sumado en los últimos años, al propósito de redefinir el sentido del éxito empresarial:  Alquería, Juan Valdéz, Crepes and Waffles, Natura, Arroz Blanquita, Servioptica y Caravela Coffee; motores de nuestra economía que están impactando a gran escala la forma en la que los colombianos hacemos negocios. 

Otras no tan conocidas pero con un profundo impacto en los territorios colombianos, también son Empresas B y hacen parte de nuestra comunidad: Las Mazamorras de Urabá, Aburrá Producciones o Education Hub, empresas que están dando sus primeros pasos para convertirse en poderosas dinamizadoras de nuestra economía; y que bajo la filosofía de ser mejores empresas PARA el país y para el mundo, se han comprometido desde el momento cero, con medir y gestionar sus impactos sociales y ambientales.

¡Estamos felices! Desde que llegamos a Colombia en 2014, más de 70 empresas han obtenido la certificación B, más de 4.000 han respondido a la Evaluación de Impacto B (gratutita y en línea) y cientos han participado en nuestros programas: Camino+B y Mide Lo Que Importa.

No importa cuánto tiempo lleven operando en el mercado, tampoco su tamaño, ubicación o industria; aquí, nos une un sólo propósito: Utilizar el poder de los negocios para ofrecer soluciones a los desafíos que tenemos como humanidad.  Este es el ADN que nos corre por las venas y con el que estamos construyendo una economía inclusiva, equitativa y regenerativa; que nos incluya a todos y procure un futuro más verde para las nuevas generaciones. 

¡Así crece el movimiento B en nuestro país!

X